Fashion Workshop

¿Ya definiste tus objetivos de crecimiento?

¿Por qué debes tener objetivos en tu empresa?

Toda estrategia de marketing debe contemplar objetivos, ¿no crees? Sin embargo, entendemos que estos no siempre son fáciles de crear.

En ocasiones, tus objetivos quedan solo como palabras al aire o como una lluvia de ideas que se llevó a cabo en una junta, sin que nadie realice un seguimiento o esté al pendiente de que se cumplan.

Yo siempre digo, si un objetivo no está en blanco y negro, no existe, pero, ¿qué es blanco y negro para mí? Esto significa que si no está por escrito, consensuado y considerado por el equipo, así como delegado a un responsable que se encargará de que cualquier acción se lleve a cabo con éxito o no, entonces no existe.  

¿Por qué digo que con éxito o no? Pues porque no siempre logramos cumplir los objetivos deseados, aún cuando le dediquemos el tiempo y esfuerzo que requieren. En ocasiones, existen factores internos o externos que no nos permiten llegar a nuestro estado deseado, sin embargo, ¿qué se debe hacer si al pasar los días vemos que no estamos cumpliendo el objetivo? Tú, ¿qué crees que es mejor? a) Cambiar el objetivo o b) Cambiar las acciones. 

Tranquilo, no tienes que pensarle mucho, yo te voy a decir qué es mejor y sin duda es la b, la opción 2, la segunda, la otra opción que no es la 1 ni la primera, o sea, cambiar las acciones. ¿Cómo logras saber que tus acciones no están funcionando? Sencillo, mira, sigue leyendo. 

Un objetivo SMART es el direccionamiento de tus esfuerzos hacia metas concretas, su mismo nombre lo dice, pues esto significa el acróstico SMART:

Specific – Específico: lo más concreto posible

Measurable – Medible: se debe medir de alguna manera

Attainable – Alcanzable: con qué acciones pienso alcanzarlo

Relevant – Relevante: ¿es importante con respecto al contexto actual de mi empresa?

Time bound – Tiempo límite: ¿en cuánto tiempo lo cumpliré?


Ahora bien, SMART es una palabra en inglés que si lo traducimos al español significa INTELIGENTE, pues es eso de lo que se tratan estos objetivos, de pensarlos y ponerlos en blanco y negro de una manera inteligente. 

Si tus objetivos no están en blanco y negro, no existen.

Aprende a definir tus objetivos SMART

Te voy a enseñar en este mismo momento un truco para que realices tus objetivos SMART y los pongas en blanco y negro, lo primero que debes hacer es definir cada letra del acróstico, mira debajo con atención: 

S: Aumentar el número de fans en un 50%

M: 50% (ahora mismo tengo mil 1,000 y quiero llegar a 1,500)

A: Creando publicaciones de interés orgánicas y pagadas para mis seguidores

R: El número de fans genera confianza en clientes y prospectos 

T: En 5 meses 

Ahora, lo haremos un enunciado y quedaría así:

Incrementar en un 50% el número de fans en la página de facebook, mediante posts orgánicos y pagados en los próximos 5 meses.

Haz el ejercicio y te aseguro que de una manera sencilla lograrás tener tu primer objetivo SMART. Aunque, para que te salga súper bien, te voy a dar ejemplos de objetivos “Not so SMART” (no tan inteligentes).

1. Aumentar el tráfico en mi página web.

2. Abrir nuevas sucursales.

3. Crecer un 10% las ventas.

4. Contratar más personal del área comercial.

5. Capacitar al equipo de servicio al cliente.


¿Notas la diferencia? Estos últimos no tienen ni pies ni cabeza, porque no pongo un tiempo límite para cumplirlos ni cómo los voy a medir y, en general, no cumplen con las características de un objetivo SMART.

Define tus objetivos SMART lo antes posible

Acciona con la medición tus objetivos

Entonces, ¿cómo sé que mis acciones no están funcionando? Porque tendrás una forma de medición y debes revisar tu avance por lo menos 1 vez por semana. Cuando defines tus acciones y te das cuenta que el objetivo no se está logrado con el paso del tiempo, entonces ahí cambias de acciones, preferentemente de manera sútil, pero es del gusto de cada quién. 

Comenzar una acción sin saber el verdadero motivo por el que lo haces o no contar con  un plan estratégico no te llevará a ningún lado y por el contrario te hará perder tiempo, esfuerzo, trabajo, calidad e incluso clientes.

Piensa que aunque parezca más fácil empezar con ideas de lo que quieres alcanzar que surgieron en un momento determinado y que solo están en tu cabeza, siempre habrá alguien que se esté tomando el tiempo de crear una buena estrategia con objetivos reales que superará por mucho esa idea que mantiene en el limo de tu cabeza, puesto que ellos sí estarán desarrollando su plan de la manera adecuada y no solo están buscando adivinar qué hacer y cómo hacerlo para mejorar su situación actual. 

Los objetivos SMART son una parte importante para el crecimiento, tanto de las PyMES como las grandes marcas y empresas.

Recuerda que no hay que perder tiempo haciendo acciones que no te llevarán a tus objetivos, comienza a definirlos de manera inteligente, delega acciones a tu equipo y tengan fechas establecidas para ver el avance del objetivo. 

Fijar buenos objetivos es parte fundamental para el crecimiento de las empresas, incluso, es una manera de motivarte a ti mismo y a tus empleados para lograr ese crecimiento que buscas. 

Por último, no te limites a pensar en estos objetivos solo para tu negocio o emprendimiento, también puedes usarlos para tu vida personal. 

Te invito a que me escribas por mis redes sociales y me envíes tus objetivos SMART para ayudarte a definirlos de la mejor manera, se valen personales y de negocios. 

Mi trabajo es ayudar a profesionales, emprendedores y empresas de cualquier tamaño a posicionarse mediante acciones de Marketing Digital. Soy máster en Dirección de Marketing y cuento con una especialidad en Marketing Digital y Community Management. Doy conferencias, talleres y cursos a la medida a cualquier empresa o marca personal.

Encuéntrame en Instagram